sábado, 20 de septiembre de 2014

"LA GRAN SEDUCCIÓN". LA IMPORTANCIA DE UN PROPÓSITO



“La gran seducción” es una película canadiense, remake de otra deliciosa película del mismo título de2003 , que se ha estrenado este fin de semana en las salas de cine españolas.  En clave de humor nos muestra la importancia de que nuestras vidas tengan un sentido para que podamos sentirnos felices y satisfechos y como sin un propósito nos parece que los esfuerzos no merecen la pena. También demuestra como con un objetivo claro la creatividad puede surgir y la importancia del trabajo en equipo.

1 comentario:

  1. ¡Está muy buena! Pocas veces un remake llega al nivel de la película original. En el caso de “La gran seducción”, logra mantener (y mejorar, en algunos momentos) lo que ya pudimos ver hace 10 años de la mano del director Jean-François Pouliot. En esta nueva versión seguimos sin salir de Canadá, aunque cambiamos el francés por el inglés. La propuesta actualizada de Don McKellar nos vuelve a situar en un pequeño pueblo costero de Quebec, donde sus habitantes tratarán de ‘seducir’ al nuevo doctor para que se instale permanentemente. Este remake se gana a pulso la categoría de ‘cine para toda la familia’ gracias a los recurrentes tópicos y divertidas escenas que se suceden sin cesar. Sin embargo, la película vuelve a caer en los tópicos propios de las películas rurales, como la idea de que la gente verdaderamente auténtica vive en los pueblos. En definitiva, nos presenta un pueblo hecho a la medida del personaje de Taylor Kitsch ( quien por cierto, participa en la segunda temporada de True Detective, luciendo más guapo y delgado), pero realmente trata de convertirse en el destino perfecto para el espectador. Ver esta propuesta nos asegura, dos horas de deliciosa comedia rural, junto con unas irresistibles ganas de viajar lejos de la gran ciudad.

    ResponderEliminar