miércoles, 20 de mayo de 2015

LECCIONES DE LIDERAZGO DE LOS CUENTOS DE HADAS


Manfred Kets de Vries, profesor de Liderazgo en INSEAD, en el boletín de dicha institución del pasado 18 de mayo plantea que bien sea besando a ranas, degollando dragones o luchando contra la malvada bruja los cuentos de hadas aportan lecciones destacadas de liderazgo para los ejecutivos actuales.
Los cuentos de hadas ayudan a los niños a responder a cuestiones básicas de la existencia, tales como quién soy, qué es vivir una buena vida o dónde está mi lugar. A través de los cuentos de hadas aprenden a navegar por la realidad y sobrevivir en un mundo lleno de ambigüedades y peligros.
Los ejecutivos con su supuesto dominio del mundo parece que son una audiencia poco apropiada para estas fantasías, pero a todos nos gusta escuchar historias y los cuentos de hadas con sus fácilmente reconocibles personajes y verdades morales facilitan una visión interna del comportamiento humano, ilustrando los peligros del liderazgo y las muchas maneras en la que los ejecutivos pueden descarriarse.
En un nivel más profundo pueden abordar los miedos y deseos más profundos de la humanidad y ser una fuente de inspiración. Al identificarse con los personajes  de los cuentos de hadas los ejecutivos pueden entender mejor sus propias luchas internas y convertirse en líderes con mejor conocimientos de ellos mismos.
El crecimiento espiritual se encuentra en el núcleo de cada cuento: al abandonar los protagonistas sus hogares (felices o desdichados) para enfrentarse y eventualmente triunfar sobre complicados desafíos se espera que vayan desarrollando todo su potencial. Los líderes se encuentran con dilemas similares y pueden ser vistos como los héroes o heroínas de cuentos de hadas contemporáneos, teniendo en cuenta las fantasías que tendemos a proyectar en las personas que ocupan posiciones de poder y autoridad.
Los roles de rey, reina, príncipe, princesa y otros se pueden convertir en avatares de los retos a los que se enfrentan. Existen también similitudes entre los hechos que ocurren en el mundo de los cuentos y lo que ocurre en la vida de las organizaciones: retos, concursos, premios, problemas de sucesión y batallas que luchar, por ejemplo.
Muchas de las lecciones que encontramos en estas historias ilustran los grandes riesgos del liderazgo. Uno de los más famosos cuentos de Andersen es el del traje del emperador. Éste como muchos líderes con los que nos encontramos puede resultar intimidante y producir temor, pero cuando los analizamos con más cuidado vemos que  su poder y autoridad no son firmes y tienen los pies de barro. En otro ejemplo la malvada reina en Blancanieves es un líder que ve cómo va envejeciendo y siente envidia de las nuevas generaciones a las que no quiere ceder el relevo.
Leídas desde esta perspectiva los cuentos de hadas son mapas del triunfo y del fracaso, cómo hacer lo posible para lograr vivir tan felices como podamos y evitando cometer errores fatales al tomar decisiones.
Los cuentos de hadas están escritos de forma que pueden alertar a los ejecutivos de algunos de los peligros que se van a encontrar al realizar su trabajo. Kets De Vries destaca 5 PELIGROS MORTALES que son:
1.- Falta de autoconocimiento. ¿Por qué unos líderes triunfan y otros fracasan? ¿Qué diferencia a los líderes eficientes de aquellos que no lo son? ¿Por qué ocurren las cosas malas?
2.- Exceso de arrogancia que ocasiona la pérdida de contacto con la realidad. ¿Por qué los líderes se autodestruyen de esta forma?
3.- Incapacidad de obtener lo mejor de los colaboradores.
4.- Incapacidad de crear equipos de alto rendimiento. Está ligado al anterior. Los líderes eficaces son conscientes y aceptan sus limitaciones personales y se rodean de personas que tienen las fortalezas de las que ellos carecen, creando constelaciones de personas con características complementarias.
5.- Facilidad de crear “gulags” organizativos, donde los trabajadores se sienten desgraciados y coartados.
La presentación de los dilemas del liderazgo en forma de cuentos de hadas puede ser un potente catalizador para ayudar a los líderes a cambiar. Su utilización muestra que el desarrollo de competencias de liderazgo va más allá de aprender las últimas teorías del management. Un líder no solo necesita las herramientas correctas, para ser eficaz tiene que ser capaz de reconocer las competencias y pasiones que le distinguen.
El modelo de héroe o heroína que lucha y eventualmente triunfa a través de su fortaleza a la hora de actuar puede estimular a los líderes emergentes a hacer lo mismo. En la vida lo que verdaderamente importa es que tengamos la oportunidad de ser lo que somos y lo que podemos llegar a ser. Uno de nuestros mayores temores es que al final de nuestra vida descubramos que realmente nunca hemos vivido. Todos tenemos la necesidad de vivir una vida plena, de hacer algo significativo y de marcar alguna diferencia.
Los mensajes contenidos en los cuentos de hadas pueden contemplarse como avisos de lo que puede ir mal a las personas que ocupan posiciones de liderazgo, pero también, pueden inspirar esperanza y la creencia de que podemos lograr algo bueno. Con esto en mente la lectura de los cuentos puede ayudar a los líderes, sin los leen con los oídos y el corazón abiertos, a ser mejores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada