miércoles, 2 de marzo de 2022

CÓMO DETECTAR SI LOS PROFESIONALES ESTÁN EN MODO CREATIVO O DE SUPERVIVENCIA

 


Art Petty en SmartBrief on Leadership del pasado 24 de febrero plantea que un barómetro importante de nuestra eficacia como líderes es la comprobación de si nuestros empleados pasan la mayor parte de su jornada laboral en un modo supervivencia o creando con nosotros.

Cuando las personas se centran más en sobrevivir que en crear la energía, la moral y los resultados de todos sufren. Entre los hábitos más frecuentes que empujan a los profesionales a adoptar un modo supervivencia tenemos:

1.- TODO ES PRIORITARIO

Evidentemente todo no pude ser una prioridad principal. Cuando sucede es muestra de la ausencia de una estrategia clara. Si ésta es vaga o inexistente y los objetivos que la apoyan son invisibles o abstractos, la capacidad de filtrar ideas y decir no se rompe.

La búsqueda indisciplinada de más emerge cuando los líderes senior no aciertan a la hora de ver la forma de apoyar la dirección marcada para la organización o cuando dicen si a cualquier cosa que piensen que puede elevar su estatus.

La tarea diaria del líder debe consistir, en este sentido, en aclarar la estrategia y en ayudar a todos a unir sus prioridades a las metas de la organización, para  lo cual  debe ofrecer  a los miembros de su equipo el adecuado contexto para su trabajo.

2.- COARTAR INICIATIVAS Y BLOQUEAR IDEAS

La microgestión se vuelve más compleja en los niveles más superiores y resulta más opresiva que el caso típico del supervisor que está mirando constantemente por encima del hombro del empleado. Ejemplos de esto son  los caso en que un directivo no acepta constantemente las ideas de un mando intermedio experimentado para acabar con cuellos de botella o ineficiencias diciendo: “esto no es nuestro problema” o cuando los profesionales quieren colaborar con los de otros departamentos y se les prohíbe hacerlo.

La necesidad de acallar las iniciativas y creatividad y controlar las interacciones conduce a las personas a adoptar un modo supervivencia en el que nada productivo o innovador ocurre.

3.- GENERAR INTERFERENCIAS EN NIVELES INFERIORES

Es el caso del directivo que se salta un nivel para,  deliberadamente o no, implicar  a los miembros del equipo de un mando intermedio en un cambio de las prioridades de su trabajo, puenteando al mando.

Interferir directamente con el trabajo de las personas que el directivo ha designado como mandos intermedios es una garantía de coartar cualquier iniciativa por parte de éstos y conduce  a que mantengan una relación basada en la  supervivencia con el directivo.

Una de los desafíos a los que se enfrentan los altos directivos es la escasez de feedback de calidad, ya que éste o suele ser inexistente o tan filtrado que es poco significativo. Necesitan recibir inputs en tiempo real de personas que tienen la confianza suficiente para decirles que están llevando a sus profesionales hasta un estado de supervivencia.

Petty recomienda a los líderes para que la creatividad fluya por sus equipos que creen una cultura de feedback en el equipo. El líder debe asegurar la obligación de dar y recibir feedback de calidad para ser admitido en el equipo.

Existe la necesidad universal de recibir inputs sobre los comportamientos que apoyan o entorpecen el alto desempeño, pero lo que tendría que preocupar realmente a los líderes son las conversaciones que no se están llevando a cabo, tanto dentro de los equipos como en la organización.

No hay que dejar las conversaciones importantes o el hablar de los temas complicados al azar. Hay que transmitir a los miembros de los equipos la trascendencia del feedback y cómo dar información sobre los comportamientos de manera adecuada, así como ser un  ejemplo a la hora de dar y recibir feedback y adoptando una  conducta que impulse a los profesionales a pensar y crear, identificando y eliminando aquellos comportamientos que pueden llevar a que sus profesionales adopten un modo de supervivencia.

 

1 comentario: