miércoles, 3 de junio de 2015

5 FORMAS DE SER MEJORES JEFES


Alan Fox, presidente de ACF Property Management y  autor de “ People tools: 54 strategies forbuilding relationships, creating joy, and embracing prosperity” y de “Peopletools for business: 50 strategies for building success, creating wealth, andfinding happiness”, en el boletín de mayo de “Leader´s Edge de la Asociación Americana de Management plantea que por muy buenos que seamos en nuestro trabajo siempre hay lugar para las mejoras. Propone 5 principios que considera que tienen un valor incalculable para mejorar su estilo de liderazgo y mejorar como jefe. Son los siguientes:

I.- DESARROLLAR A LOS PROFESIONALES. A nadie le gusta fallar y nadie puede ser bueno en todos los aspectos relacionados con cada tarea. Parte de nuestro trabajo como directivos consiste en descubrir aquellas áreas en las que nuestros colaboradores destacan y asignarles el trabajo adecuado para cada uno de ellos en función de éstas. Así como es importante conocer sus puntos débiles para evitar ponerles en situaciones en las que puedan fracasar. Por ejemplo si alguien tiene problemas con las presentaciones orales encontrar formas de que contribuyan sin exposiciones públicas y procurar que se formen posteriormente para que consigan mejorar. Una parte fundamental de la labor de un jefe es conseguir posicionar a los profesionales para que logren éxitos.

II.- PASEAR POR LA ORGANIZACIÓN. Permite al directivo hablar con sus colaboradores en entornos informales y descubrir lo que está pasando y  los procedimientos que utilizan en el trabajo al dedicar tiempo para compartir con ellos.

III.- ABANDONAR LA TORRE DE MARFIL. Esta estrategia está ligada a la anterior. Ser jefe lleva inherente un factor de intimidación que con frecuencia impide que los  colaboradores se comuniquen abiertamente y con libertad con él, lo que crea barreras entre éste y el equipo. Es necesario buscar mecanismos para que los profesionales vean las facetas más humanas y menos intimidatorias de los directivos, compartiendo con ellos experiencias que fomenten el espíritu de equipo en el trabajo.

IV.- NO INTENTAR SOLUCIONAR SIEMPRE LOS PROBLEMAS DE LOS DEMÁS. Aunque una parte del tiempo del directivo debe dedicarse a resolver los problemas que otros no pueden solucionar  esto no significa que todos los problemas sean de su responsabilidad. Existen numerosas áreas de especialización en las que los colaboradores se manejan mejor que el jefe por lo que en estos casos hay que dejar que éstos asuman la responsabilidad y tomen las decisiones.

V.- CONFIAR EN LOS PROFESIONALES. Como directivos es uno de los principios más difíciles de asumir ya que los jefes en su naturaleza tienen grandes cantidades del gen “hágalo Vd. Mismo, lo que hace que sientan que en quienes mejor se puede confiar para realizar un trabajo son ellos mismos. Pero esto tiene consecuencias muy limitantes y negativas en la productividad del equipo, especialmente si se convierten en “cuellos de botella”. Si no confían en los colaboradores éstos no confiaran en ellos y limitará su desempeño. El jefe debe confiar, delegar y dejar que los profesionales hagan su trabajo y se verá recompensado con su entusiasmo y un mejor rendimiento.

hired your employees is to allow them to do what they 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada