sábado, 12 de septiembre de 2015

UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD. LA FRAGILIDAD DE LOS LÍMITES ENTRE EL BIEN Y EL MAL


"Una segunda oportunidad" es una inquietante e interesante  película, dirigida por la directora danesa Susanne Bier ,que se ha estrenado en los cines españoles este fin de semana. Los protagonistas de la misma son dos amigos, agentes de policía que llevan vidas muy dispares, uno aparentemente feliz con su mujer y su hijo recién nacido y el otro desgraciado y desorientado tras su divorcio.

La vida de ambos cambia radicalmente al atender una llamada y a partir de ese momento el mundo estable del primero se tambalea, así como sus convicciones y su sentido de cuáles son  los límites entre el  bien y el mal.

La película tiene momentos de gran dureza, pero plantea aspectos muy importantes tales como:

1.- La necesidad de evitar los prejuicios que nos condicionan, nos impiden ver la realidad, y nos llevan a juzgar sin conocer todos los factores que intervienen en los hechos.

2.- La importancia de cuestionarnos lo evidente. No nos planteamos que lo que parece claro puede no serlo y tener otras lecturas. Con frecuencia nos quedamos al analizar los hechos en un plano superficial sin profundizar porque resulta más cómodo y no indagamos en las causas raíz de los hechos y comportamientos de los que nos rodean.

3.- El riesgo de que las emociones nos dominen cuando nos enfrentamos a situaciones complicadas en nuestras vidas.

4.- La dificultad, en muchas ocasiones, de marcar los límites entre lo que está bien y mal, entre lo justo e injusto.

5.- La posibilidad de sentir  empatía ante hechos que sabemos que no son correctos.

6.- La evidencia de que no podemos pensar que somos mejores que los demás. Las situaciones difíciles pueden mostrarnos nuestra equivocación.


7.- Las personas no somos inmunes al caos cuando nos enfrentamos a dilemas morales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada